Sarah Rou, jugadora del Isaac Newton: “Un paso atrás puede ser un paso adelante”

Sarah Rou disputando un partido con la Selección Femenina de Baloncesto. Foto / @Sararouu

Sarah Rou disputando un partido con la Selección Femenina de Baloncesto. Foto / @Sararouu

Sarah Rodríguez (1993, Madrid), conocida como Rodri y Sarah Rou en baloncesto es una jugadora que ha pasado por equipos muy reconocidos como el Estudiantes, el Fundal Alcobendas, el Rivas Ecópolis y Ciudad de los Adelantados. 

Fue campeona de Europa con la Selección Española durante dos años consecutivos y también tuvo un papel importante en la Selección Madrileña de baloncesto. Se retiró del baloncesto profesional por motivos personales y ahora ha vuelto a las pistas para seguir con su pasión, al mismo tiempo que lo compagina con su carrera de Psicología

Pregunta. Compaginas los entrenamientos con tu carrera de Psicología, ¿cómo lo llevas? 

Respuesta. Hoy en día ya no juego a nivel profesional, por lo tanto, no requiere una implicación tan grande. Ahora estoy en el CB Isaac Newton, pero mi prioridad ahora es mi carrera de Psicología, que estoy a punto de terminar. 

Tengo muchos proyectos en mente y que ya llevo a cabo como @growingupfamily. Ahora mismo, lo primero es la psicología, por lo que no me cuesta compaginarlo. También porque es un requisito que yo hablé con mi equipo y mi entrenador antes de entrar. Renuncié al baloncesto profesional por dedicarme a mi carrera y quiero que siga siendo así. 

P. Has sido campeona de Europa dos años consecutivos con la Selección Española, ¿cómo viviste esa experiencia y qué supuso en tu carrera profesional? 

R. Los Campeonatos de Europa fueron los momentos más bonitos en mi carrera deportiva. Pero la preparación previa que hay es un mes largo “a morir”, de estar las dos primeras semanas con unas agujetas y un dolor de cuerpo que no te puedes ni mover. La tensión y la presión por hacerlo bien, por entrar dentro de las 12 es muy grande. Lo recuerdo como una maravilla. 

Echo de menos los veranos con la Selección Española porque al principio la concentración es muy dura pero cuando llevas varios años que nos conocemos todas, es un momento de volvernos a reunir, de disfrutar y de pasarlo bien. Al final la tensión que crea un campeonato tan importante también lleva mucha unión entre los miembros del equipo. Guardo muchas relaciones de esos campeonatos de Europa con personas que quiero mucho. Es de lo mejor que me ha pasado. He tenido la fortuna de jugar dos Campeonatos de Europa, de ganar los dos y eso es increíble. 

Sarah Rou disputando un partido. Foto / Juan Pelegrín

P. Actualmente, ¿qué protocolos tenéis que seguir? 

R. Los protocolos son muy estrictos y yo creo que están siendo efectivos porque el índice de contagios dentro del deporte está siendo bastante bajo. En nuestro caso, tenemos que estar todo el tiempo con mascarilla: se juega, se entrena, se va a los pabellones con mascarilla… Se usa gel desinfectante constantemente, tanto a la entrada como a la salida de los pabellones. 

En los partidos se para cada cinco minutos para echarse gelen las manos. Cada vez que se pide un cambio se usa gel. También se toma la temperatura a la entrada de los pabellones. Están siendo bastante exigentes, lo cual me parece fenomenal porque es una manera de parar este tema.

P. ¿Cuándo empezaste a jugar al baloncesto y por qué? Cuéntame un poco tu trayectoria profesional.

R. Empecé a jugar al baloncesto porque en el cole tenía un rato libre por las tardes entre que salía de clase y mis padres me podían recoger. No recuerdo bien si era porque tenía una amiga o porque era alta, pero dijimos: “baloncesto”. Por condiciones físicas y demás empecé a destacar en el equipo del colegio y uno de los profesores de educación física era preparador físico del Estudiantes. Me vio jugar y propuso una reunión con mis padres. Ahí les comentaron que era buena, que tenía potencial y que intentará meterme en una categoría de más nivel. Tuve reuniones con Estudiantes y con el Real Canoe, pero finalmente optamos por Estudiantes. 

En cuanto a mi trayectoria profesional, tengo unas condiciones físicas buenas porque soy grande, coordinada y rápida. Son tres factores para explotar muy interesantes. Empecé a destacar en categorías de formación como cadete y junior y me empezaron a convocar con la Selección Española. Al principio fue de forma esporádica, pero más tarde fui una de las fijas. De ahí, llegué a la Liga Femenina 2, donde hice buenos números. En ese momento quería salir del Estudiantes para crecer como jugadora y que me fichara un equipo como el Rivas.

Tuve la oportunidad de jugar en la Liga Femenina Endesa con el Rivas, pero no tuve minutos ni mucha trascendencia, así que volví a la Liga 2 en el Alcobendas, al final un paso atrás puede ser un paso adelante. Estuve ese año, jugamos la fase de ascenso, pero no lo conseguimos. Y cuando terminé en Alcobendas cambié de equipo para irme Tenerife.

En el equipo de allí, Clarinos, tuve una experiencia bastante dura, sobre todo a nivel mental. No tuve demasiado feeling con el club en general. En la fase de ascenso éramos el equipo favorito y se dio bastante mal, así que cuando terminó ese año decidí que necesitaba un descanso mental del baloncesto y lo dejé. 

Sarah Rou charlando con su entrenador. Foto / Juan Pelegrín

P. Has jugado en grandes equipos como Movistar Estudiantes, Fundal Alcobendas, Rivas Ecópolis y Ciudad de los Adelantados, ¿qué aprendiste en cada equipo?

R. Me he criado en el Estudiantes, tiene gran responsabilidad en la persona que soy hoy en día respecto a empatía, competitividad, compañerismo, constancia y resiliencia. Hay muchas cosas que me han hecho crecer porque me han hecho enfrentarme a situaciones tanto bonitas como duras. 

Alcobendas para mi fue un año muy bonito porque venía de pasarlo mal en Rivas. Coincidí con jugadores como Paula Palomares, Sheila, Aitana, Marta Pleite, que me hicieron disfrutar mucho ese año. A nivel de diversión, ha sido el año que más he disfrutado entrenando.

Con Ciudad de los Adelantados, al final fue una oportunidad de salir de Madrid, encima en una ciudad tan guay como Tenerife. Allí me enfrenté a situaciones que no había vivido hasta el momento: competir contra extranjeras, estar fuera de casa, no estar en tu zona de confort… Me hicieron crecer también como persona.

P. ¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de tu carrera profesional? ¿Y el peor? 

R. Uno de los mejores recuerdos que guardo de mi carrera profesional fue la primera vez que me convocaron para la Selección Española, que fue en el Torneo BAM de la U14. No me lo creía, creo que lloré y todo. También cuando me convocaron con la Selección de un año más, porque no me lo esperaba. Sabía que había hecho buena temporada y demás, pero fue un premio que no esperaba.

Respecto a la peor, me acuerdo cuando estuvimos en la Selección Madrileña de un año más, con la generación del 92. Éramos favoritas, teníamos una plantilla con nombres espectaculares. Pero llegó el campeonato y lo hicimos francamente mal. Fue bastante duro asimilarlo en el día a día porque nadie cogía responsabilidades. Pero de toda experiencia se puede sacar un aprendizaje y nos sirvió para crecer.

Sarah Rou posando con la camiseta de la Selección Española de Baloncesto. Foto / @Sarahrouu

P. ¿Qué valores crees que transmite el baloncesto que otros deportes no?

R. Hay cosas que no puedo juzgar porque no me he dedicado a otro deporte. Pero lo que si puedo decir es que un deporte en equipo te enseña a trabajar en grupo. Te enseña a respetar cualidades y defectos de otras personas, a ver tus cosas buenas y tus cosas malas, tanto a nivel de calidad o aptitudes baloncestísticas como de actitudes. Te enseña a ser empática, competitiva y a compartir. El deporte en equipo, en edades tempranas de formación, es muy importante y te inculca valores que te duran toda la vida.

P. ¿Qué es lo máximo que te gustaría conseguir a nivel deportivo?

R. En algún momento me gustaría volver a jugar en Liga 2, cuando acabe la carrera y tenga tiempo para dedicarle. Pero realmente, durante los años que he jugado a nivel profesional, he conseguido cosas que para mi son inolvidables como son los Campeonatos de Europa, los Campeonatos de Clubes y la Selección Madrileña. Ya he cumplido sueños, ahora mi objetivo en la vida es dedicarme a la Psicología.

Sarah Rou durante el partido. Foto / Juan Pelegrín

P. ¿De dónde viene tu apodo “Rodri” y “Rou”?

R. Cuando estábamos en categorías de formación tenía una compañera que se llama Sara también. Ella era Sara Gutiérrez y yo Sara Rodríguez. Entonces, para diferenciarnos en pista a ella la llamaban Guti y a mi Rodri, al final ninguna se quedó con Sara.

En el mundo del baloncesto casi siempre se han referido a mi como Rodri, pero una amiga mía empezó a llamarme de broma Rou, a mi me gustó y me lo quedé. Pero en el mundo del baloncesto se me conoce más como Rodri.

P. ¿Qué consejo le darías a una persona que acaba de empezar en el baloncesto y quiere conseguir lo que tú has conseguido? 

R. Esta pregunta me parece muy bonita. Recomendaría que disfrute del deporte, que entrene, y que se esfuerce, pero, sobre todo, que disfrute, porque las cosas salen bien y eres efectivo cuando te lo estás pasando bien. Cuando el deporte supone una autoexigencia constante, un “nunca es demasiado bien” o “soy demasiado perfeccionista”, se hace muy duro y dejas de disfrutar. También le diría que se rodee de buenas personas, de gente que miren por su bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin