Nacho Córdoba, portero del Albacete Balompié B: “Siempre me he fijado más en cómo se paran los goles que en cómo se meten”

Nacho Córdoba portero del Albacete Balompié B. Foto / @nachocord1

Nacho Córdoba portero del Albacete Balompié B. Foto / @nachocord1

El portero manchego repasa su trayectoria deportiva, su grave lesión, su preparación durante el confinamiento y la anécdota de su colaboración con SP Fútbol

Nacho Córdoba (2000, España) sigue completando entrenamientos y partidos con su equipo, Albacete Balompié B, tras regresar a casa después de su paso por la cantera del Atlético de Madrid y el Córdoba CF, al que llega en plena madurez deportiva y con muchas ganas de sumar.

Pregunta. ¿Qué te hizo decantarte por la posición de portero? Teniendo en cuenta que las posiciones más aclamadas y pedidas por los niños son la de defensa o la de delantero.

Respuesta. Correr no era precisamente lo que más me gustaba cuando empecé a jugar al fútbol. Sin embargo, cuando veía partidos de fútbol en casa me fijaba más en cómo evitaban los goles los porteros que cuando se marcaban.

P. Has sido portero del Atlético de Madrid y del Córdoba, ¿qué aprendiste en cada club?

R. De cada club por el que pasas se aprenden bastantes cosas. Sin lugar a duda, del Atlético de Madrid me quedaría con los valores que te inculcan dentro y fuera del campo. 

Del Córdoba me quedo con aprender a valorar lo que tienes. En el Atlético de Madrid teníamos todas las facilidades. Sin embargo, en el Córdoba un club más pequeño, te tenías que buscar la vida en casi todo con 17 años, pero bueno de allí me llevo grandes amigos, la ciudad que es preciosa y la mala suerte de pasar por el Córdoba no en uno de sus mejores momentos precisamente.

Nacho Córdoba con el balón en los pies. Foto / J. Collado

P. Hablando del Atleti, un club en el que han destacado grandes porteros como Courtois y actualmente Oblak, ¿qué entrenamiento especializado tiene un portero? Al fin y al cabo eres el que ve todo el juego, ¿cómo te preparas psicológicamente para ser una de las cabezas principales del equipo?

R. En el Atlético de Madrid cuidaban muchísimo el trabajo especifico de los porteros, tienen un preparador de porteros en cada equipo a partir de Cadete.

Prepararte psicológicamente depende mucho de cada portero, de la confianza que tenga. Para mi, algo que es muy importante es la participación ya que, a raíz de competir, ganas confianza. Un portero, a diferencia del resto de jugadores, juega o no juega, no suele salir para revolucionar un partido.

Es muy importante que el segundo portero esté preparado y con confianza, aún llevando cinco meses sin sumar un minuto. Creo que esto diferencia mucho a un portero.

P. Hemos visto en tus redes sociales que colaboras con SP Fútbol, ¿cómo empezó esa colaboración?

R. Mi vínculo con SP Fútbol empezó con tan solo 16 años cuando firmé con el Atlético de Madrid. Siempre pedía el material deportivo a través de Fútbol Emotion ya que es una de las mejores tiendas en España en material deportivo, sobretodo para el fútbol. Surgió precisamente de una llamada haciendo un pedido. Ellos sabían que jugaba en Albacete y me preguntaron si seguía allí, les comenté que firmé por el Atlético de Madrid y se pusieron en contacto conmigo para tramitar la esponsorización.

P. ¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol y por qué? Resúmenos un poco tu trayectoria profesional.

R. Empecé a jugar al fútbol a los seis años. Ha sido el deporte que más me ha llamado la atención desde pequeño. A los 15 años el Albacete se puso en contacto conmigo y después de mi primer año de cadete me propusieron jugar allí. No me lo pensé dos veces. El verano siguiente recibí una oferta del Atlético de Madrid por tres años, lo que sería toda mi etapa de juvenil.

Después de todo el año, sin tener los minutos que me gustaría y con la mala suerte de coincidir con la sanción de la FIFA, no podían traspasar mi ficha al equipo de mi edad que correspondía. Por lo que tome la decisión de ir al Córdoba, donde me hicieron una propuesta que me gustó bastante. No lo dudé ni un momento, incluso teniendo otras ofertas.

Al año y medio, después de haber pasado por una lesión de cuatro meses y un cambio de directiva, decidí volver al Albacete, a casa. Desde entonces, sigo formando parte de la plantilla del filial del Albacete.

Nacho Córdoba entrenando con el Córdoba C.F. Foto / @nachocord1

P. En 2017 tuviste una lesión, ¿qué te pasó exactamente? ¿Hoy en día te quedan secuelas?

R. Me fracturé la cola del quinto metatarsiano del pie derecho tras un golpe en un entrenamiento. Primero me dijeron que no era grave, que solo me lo inmovilizarían con una escayola. Sin embargo, pasado un mes, al hacerme una placa en la revisión, vieron cómo la fractura se había desplazado y me comunicaron que lo ideal sería una intervención para poner un pequeño tornillo en la cola que tenía rota. 

Tuve que esperar un mes aproximadamente para operarme ya que en el club estaban tramitando un cambio de seguro. Hasta que este no finalizase el trámite, no podían operarme. La operación se llevó a cabo a finales de septiembre. Tuve la suerte de que todo fue genial y en enero pude volver a disfrutar del fútbol. 

P. ¿Cuál ha sido tu mayor logro a nivel deportivo?

R. Aún no he conseguido ningún título importante, pero me quedo con algún campeonato como La Liga de Cadete con el Albacete y algunos torneos. 

P. Soñando a lo grande, si tuvieras que elegir un equipo actualmente para jugar, ¿cuál elegirías?

R. Si pudiese elegir un equipo dónde jugar sería el PSG sin ninguna duda.

Nacho Córdoba despejando de puño el balón. Foto / @nachocord1

P. ¿Qué referente masculino tienes en el mundo del deporte? ¿Qué hizo que siguieses su trayectoria y le tuvieses como un referente deportivo?

R. Mi primer ídolo en la portería, a diferencia de muchos de los porteros de mi edad, es Víctor Valdés. Me fijaba mucho en él por su carácter, temperamento y, sobre todo, en su destreza en la portería. Ahora mismo mi referente es Ederson Moraes, portero del Manchester City.

P. En marzo del pasado año nos confinaron, ¿cómo era tu rutina de entrenamiento en casa? Sabiendo que un deportista trabaja tantas horas físicamente, ¿cómo ha afectado el confinamiento a un futbolista tanto de forma mental como física?

R. Gracias a nuestro preparador físico, Diego Villena, tuvimos una rutina para cada día con diferentes circuitos, ejercicios y sobretodo material. Y quien no tuviese la suerte de tener material para trabajar en casa, Diego se encargaba personalmente de buscarle un sustituto. 

Físicamente, me costó un par de semanas de la pretemporada volver a esa intensidad y calidad en los entrenamientos. Mentalmente varía mucho dependiendo del tipo de jugador.

P. Albacete es una ciudad que está muy castigada por el Covid en este momento, ¿qué protocolos estáis llevando a cabo?

R. Ahora ya no hacemos uso del vestuario, salvo para el día de la competición. No nos podemos duchar ni cambiar en cada entrenamiento. Las mascarillas en las charlas son obligatorias. Estamos deseando que termine esto para poder disfrutar de estas cosas tan pequeñas que todos echamos de menos.

En cuanto a la vida personal, cada uno debería de ser responsable y consciente con la situación del país.

Nacho Córdoba realizando un paradón a un jugador del equipo rival. Foto / @nachocord1

P. Para finalizar, ¿qué consejo le darías a una persona que está empezando en el fútbol?

R. Le diría que no dejase de luchar para conseguirlo, que trabaje en cada entrenamiento como si de una nueva oportunidad se tratase y, sobre todo, que nunca deje de disfrutar porque sin eso este deporte no tiene sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin