Pepe, Casquero e Higuaín

Higuaín celebra el tercer gol de su equipo, que le dio la victoria ante el Getafe en el minuto 90.

Higuaín celebra el tercer gol de su equipo, que le dio la victoria ante el Getafe en el minuto 90.

Pepe pierde los papeles, Casquero falla el penalti a lo panenka, y Guti e Higuaín encarrilan la remontada

El Real Madrid y el Getafe se medían en el Santiago Bernabéu en la jornada 32 de la Liga 2008/09. El conjunto blanco dirigido por Juande Ramos era segundo en la clasificación a 6 puntos del líder, F.C. Barcelona, mientras que los de Víctor Muñoz estaban en la posición número 16, a dos del descenso y con 34 puntos.

Las cosas comenzaron de maravilla para el Getafe con un protagonista blanco. El canterano Roberto Soldado anotó con un gran cabezazo el gol del conjunto azulón, después de errar una ocasión clarísima que se marchó encima del travesaño minutos antes.

La continuación del partido fue un ida y vuelta, con cierto dominio del Getafe. El equipo de Víctor Muñoz tenía las ideas más claras en tres cuartos de campo mientras que el conjunto de Juande Ramos dudaba en los últimos metros.

En la última jugada al filo del descanso, Higuaín saca petróleo de un error clamoroso para mandar el partido con empate a 1.

La reanudación del segundo tiempo tuvo mucha tensión. El Getafe proponía más que un Real Madrid que se encontraba medio desaparecido y apenas inquietaba a Stoikovich. Los cambios resultaron efectivos por parte del técnico del Getafe, ya que el recién salido Uche hizo un gran cambio de juego para que Gavilán asistiera a Albín, y de esta manera marcar el segundo tanto del conjunto azulón.

Un minuto después, Guti anotó un golazo de libre directo para empatar el partido de nuevo en el 85′.

Dos minutos después, Pepe pierde los papeles ya que, una vez cometido el penalti por un empujón, suelta dos patadas al jugador azulón estando en el suelo de manera incomprensible.

Momento justo donde el defensa portugués del Real Madrid «Pepe» patea al jugador del Getafe, Francisco Javier Casquero, tirado en el suelo. 

En bandeja de oro lo tenía el Getafe para salir reforzado del Bernabéu. Con un marcador de 2-2, y un penalti a favor a falta de 4 minutos. Casquero quiso sorprender a Iker Casillas con un lanzamiento a lo panenka, pero este se hizo con la pelota de manera fácil ante el mal remate del centrocampista.

Un grave error que hizo crecer al conjunto blanco y tanto que acabaron ganando con un auténtico golazo del pipita Higuaín en el 89′. El delantero argentino sumaba otro tanto para colocarse como máximo goleador de la Liga con 16 tantos.

El Bernabéu enloqueció con una remontada épica e in extremis sabiendo que era vital la victoria para no perder la esperanza de alcanzar al Barcelona, mientras que el Getafe se mantenía en puestos de descenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin